¡MIAU! Una linda idea para hacer un traje fácil de gatita

¡MIAU! Una linda idea para hacer un traje fácil de gatita

¡Whoo! Para muchos los gatos son unos animales elegantes e incluso sencillo de hacer si de disfraz se trata. Afortunadamente es un buen disfraz tanto para niña como para niño e incluso para adultos.

Aquí todo depende de las telas para disfraces que elijas así como de su estampado y algunos toques especiales de acuerdo a quien llevará el disfraz.

Ahora que viene el día de Halloween, mi hija pequeña desea vestirse de una gatita, así que esta petición en lo personal me facilita el complacerla.

Pues bien, veamos a continuación qée necesitamos así como unas ideas para hacer este bello disfraz de gatita.

Previo a…

La idea de que fuese una gatita tipo leopardo vino por que mi hija vio una tela con una impresión de leopardo.

Ahora era elegir la forma del trajecito, debido a que mi pequeña tiene escasos 6 años no me agradaba la idea de coserle una prenda ajustada ya que no viene al caso.

En su lugar, decidí hacerle el trajecito de dos piezas, la parte de arriba es una blusita de manga larga con un pequeño olán, volante o tira de tela plegada en la parte de abajo, da la sensación de ser un vestido de cintura caída.

En la parte de abajo, le cosí unos legging hasta sus tobillos.

El conjunto en sí se ve lindo porque parece un trajecito que bien puede usar después de las fiestas o en su defecto le sirve perfecto como pijama.

Continuando con el diseño le cosí un pedazo de guarnición de piel alrededor de las mangas, el cuello y los tobillos. Esto le realzaba más el hecho de que era la “piel de un felino”.

Para este disfraz, existen 3 partes importantes: una son las orejas de gato, la segunda es el maquillaje y tercero la cola del gato.

Para las orejas me auxilié de una diadema, la forré con tela de fieltro café obscuro y le cosí dos orejas tipo gato apoyándome de una combinación de colores entre el café y rosa… quedaron geniales.

Para la cola, usé una boa de plumas de marabú. Envolví la boa alrededor de un alambre para darle ese aspecto de rigidez y poderle darle a su vez un poco de “movimiento”.

En este proceso cubrí perfectamente ambos extremos para evitar lastimaduras.

En cuanto al maquillaje recurrí a un tutorial. Debo decirte que debes tener mucho cuidado tanto en la elección de las pinturas para no afectar la piel delicada de tu hijo como de su elaboración.

Debo confesarte que tuve que hacer 3 veces la nariz porque más que gatita parecía cerdita… la clave fueron las líneas alrededor de la nariz y sus grandes bigotes. Fue buena idea el practicar antes de que llegue la fecha así me dí idea del tiempo y la forma de hacerlo.

Una vez cosida la cola al traje, con sus “orejas” y un lindo maquillaje, mi hija lucía como una verdadera gatita, muy aleopardada y femenina… en fin, tal como ella lo había pedido.

Aún cuando es para un disfraz de Holloween, ella no desea espantar a nadie, solo divertirse con la idea de un lindo disfraz para pedir dulces.

Y así, todo ha quedado listo para usar su nuevo disfraz, por lo que los días pasan lentos para usarlo.

La mejor parte es que para cuando el día de Halloween haya terminado, planeo quitar el ajuste de piel y walla así como la cola, y mi pequeña tendrá un nuevo conjunto que podrá utilizar el resto del año.

Ahora platícame ¿Qué disfraz de Halloween tienes planeado hacer?


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *