Las Máximas

Las Máximas

Hace unos días me encontré con un amigo mío que se ha convertido en un gurú de desarrollo de proyectos de todo tipo, sobre todo en el desarrollo de grandes ideas de start–ups. Su último gran éxito fue la creación de una compañía productora de señalamientos viales cuya distribución se da en las zonas mas marginadas del país.

Naturalmente, sin necesidad de entrar en detalle, el encuentro con este amigo fue uno sumamente fructífero e interesante donde aprendí mucho, debido en gran medida a que toque temas claves y no perdí el tiempo al enfocarme en temas que no eran de importancia grande ya que la vida es corta y el tiempo se debe aprovechar al máximo y utilizarlo a nuestro favor.

Durante dicha conversación, le hice muchas preguntas sobre su percepción de aquello clave para desarrollar exitosamente un proyecto de Start –Up, a lo que me dio respuestas muy sencillas pero completamente ignoradas y efectivas.

Estas máximas son las siguientes:

-Buena Idea y Buen Plan –

 Según lo que ha dictado la experiencia de mi amigo, una buena idea tiene que estar ligada con un buen plan de negocios de la misma manera que el corazón necesita de la sangre para transmitir vida a un organismo o como un espejo necesita de un cuerpo para reflejar.  Una buena idea es un concepto muy ambiguo en términos financieros si no es respaldado por evidencia calculable, por esta razón un plan de negocios fino es imprescindible para el desarrollo de un concepto.  Un plan de negocios es también un mapa acertado de inversión; riegos y ganancia que servirá para dar a un inversionista una idea palpable sobre cuales son las recompensas de arriesgarse con su dinero.  De la misma forma, un plan de negocios simplemente no puede existir sin una idea palpable eficaz. Si bien cualquiera puede tener una gran idea, no todos pueden hacer un plan de negocios eficaz por lo que es imprescindible tener a un profesional que se encargue de tejerlo.

-Espíritu Emprendedor –  

 Este es un termino que por lo general se utiliza mucho sin ningún tipo de bases ya que todo se considera como espíritu emprendedor. Sin embargo, el verdadero significado de un verdadero espíritu emprendedor es el estar dispuesto a tomar todo tipo de riesgos de forma indefinida hasta tener un gran éxito. Esto significa estar listo para perder o ser rechazado un millón de veces por ese acierto que se tiene en la mente y en el plan de negocios. Para  poder obtener este verdadero espíritu, es necesario convertirse inmune a la crítica y al rechazo.

-Energía y Toma de Decisiones-

 Este último principio es uno que se requiere de mucha atención ya que por lo general una gran cantidad de energía opaca o distorsiona la toma de decisiones, un principio elemental para llegar a las metas. Por esta razón se tiene que tener energía  y cabeza fría  para actuar sin cesar y tomar buenas decisiones.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *