La distancia al trabajo puede matar la pasión

La distancia al trabajo puede matar la pasión

¿Te ha pasado que encuentras el trabajo de tus sueños pero está a dos o tres horas de tu casa? ¡No importa, es mi pasión! Esta suele ser la respuesta de muchos jóvenes que lograron entrar a la empresa que querían en su primer intento de ser profesionistas. Está perfecto que te emocione, pero debes saber que los trayectos y las horas que pases en el tráfico dentro de tu carro o en el transporte público podrían llegar a matar la pasión por tu trabajo. Y es verdad, lo he comprobado conmigo mismo, con amigos y con compañeros. Por eso debes analizar qué hacer para contrarrestar los efectos de la distancia.

Trasladarte de ciudad a ciudad, como si estuvieras cambiando de estado debido al descomunal tráfico que hay en el Estado de México y la Ciudad de México puede ser dañino para tu salud y tu bolsillo, pues te expones a asaltos, gastas más gasolina y el aumento de ésta ha provocado el incremento en las tarifas del transporte público, donde tendrás que soportar empujones, apretones y uno que otro manoseo. Pero recuerda que puedes denunciar cualquier acoso.

Los primeros meses, quizá el primer año, es fácil de sobrellevar, pues la emoción de tu nuevo empleo hace que tomes como un problema menor el pasar dos horas de tu vida en el tráfico, a veces parado o a vuelta de rueda. Pero conforme el tiempo sigue su curso comienzas a desesperarte, más cuando te das cuenta que sin tráfico podrías hacer media hora de tu casa al trabajo y viceversa. Así que lo primero que se te vendrá a la mente es comprarte un carro si es que no tienes.

Esta parece una gran solución, pero recuerda que un automóvil representa gastos fuertes como la gasolina, si no tiene estacionamiento en tu trabajo tendrás que pagar uno o arriesgarte a dejarlo en la calle y que le roben algo o que le pongan la araña o se lo lleve la grúa, además añade gastos que podrías gastar como casetas de los segundos pisos o carreteras nuevas. Que si bien te ahorrarán algunos minutos, te podrían quitar gran parte de tu sueldo dependiendo de las veces que los utilizas.

Si el coche no es opción, y el transporte público y tú son uno mismo, es hora de tomar medidas para hacer el viaje más ameno. Carga un libro o cómics para leer mientras vas sentado, pero no te olvides de ceder el asiento cuando sea necesario, no te hagas el que está muy entrado en su lectura y desatiendas las obligaciones con la sociedad. También podrías cargar algún videojuego como un GameBoy  o uno más nuevo, pero recuerda que estás en la calle y te expones a algún asalto.

Si de plano sientes que la vida se te va en trasladarte a tu trabajo, es momento de que pienses en cambiar de empleo, pues si la paga ya no es lo suficientemente buena como para seguir soportando ese martirio o sientes que ya no estás siendo valorado, podrías hacer el cambio y mejorar tanto laboral como personalmente, ya que tendrías más tiempo con tu familia o tiempo para ti. Pues no creo que tu actual empresa se decida por la renta de oficinas nuevas y cercanas a tu hogar para que te quedes con ellos. Eso ya será tu decisión y piénsalo muy bien.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *