Browsed by
Month: October 2017

Competencia

Competencia

Hace poco viajamos en un jet privado a Las Vegas para ver una pelea de box entre dos grandes peleadores por el campeonato mundial de peso Walter una pelea que verdaderamente prometía un grandísimo espectáculo como hacia mucho tiempo que no se veía.

Debo decir que la pelea supero las expectativas de todos los aficionados ya que se llego al doceavo asalto que fue, pese al cansancio y al castigo que habían recibido los peleadores durante la pelea, el mejor round de toda la noche donde ambos estuvieron cerca de tocar la lona al menos tres veces cada uno. A final de cuentas termino la lucha entre estos gladiadores en un empate.

Un atleta de esta categoría como cualquier persona que se encuentre en una competición de cualquier tipo –incluyendo los negocios – tiene dos caminos certeros a final de las mismas : Victoria o derrota.

Hay quienes piensas que estas no son las únicas opciones para un competidor ya que siempre esta la posibilidad de un empate entre contendientes, sin embargo a mi punto de vista un empate es una derrota múltiple, es decir para ambos peleadores.

La victoria en cualquiera de estas contiendas es una ciencia cuya formula no es fácil de obtener ya que requiere de la combinación de muchos factores que habiliten a algún atleta, competidor u hombre de negocios el obtener una cadena de victorias constantes cada vez que surja cada situación.

No obstante, aunque es muy difícil, si es posible el descifrar la formula de la victoria constante  y aplicarla a la misma vez todas las veces mientras el cuerpo y la mente estén dentro de sus facultades óptimas. Sin embargo, es necesario saber que la formula de la victoria aunque tiene por lo general los mismos principios, nunca es exactamente la misma al momento de aplicarla cada situación.

Esto se debe a que cada situación y cada  oponente son completamente diferentes por lo que algunos principios funcionaran para algunas situaciones, mientras que otros serán irrelevantes, aunque hayan funcionado de maravilla en el pasado.  Por esta razón, la evaluación correcta de los oponentes o de la situación a la que nos enfrentamos es básica para su apropiada resolución.

La derrota, por su parte, siempre es resultado de dos principios cruciales que se deben de dominar al momento de entrar en competencia contra una fuerza opuesta.

Estos dos principios son el conocerse a si mismo y conocer al rival del mismo modo, algo que se consigue tras un meticuloso estudio del mismo observando como neutralizar sus fortalezas y explotar sus debilidades en repetidas ocasiones con diferentes técnicas.

Como bien es sabido,  si uno se conoce a si mismo pero no al rival, las posibilidades de la victoria son 50/50; si es que no nos conocemos a nosotros mismos ni tampoco al rival las posibilidades de éxito son 98/ 100, es decir casi imposible; sin embargo, si nos conocemos a nosotros mismos y al rival ganaremos cada vez.

Piedras naturales alternativas al mármol

Piedras naturales alternativas al mármol

Muchos propietarios se enfrentan a un dilema ya que en sí el mármol es la piedra natural por excelencia que tiene una belleza clásica pero se preocupan por el mantenimiento en una casa con niños pequeños o un cónyuge que no es muy cooperativo.

Esta es precisamente la razón por la cual la cuarcita se ha convertido en una superestrella dentro del mundo de las piedras naturales.

La cuarcita comparte la coloración ligera y el patrón suave del mármol, pero contiene minerales enteramente diferentes. La cuarcita auténtica se hace del cuarzo, que tiene un 7 en la escala de Mohs y no se grabará ante los ácidos típicos que se utilizarían en una cocina.

Suena perfecto, ¿verdad? La desventaja es el precio. Puedes esperar pagar más por cuarcita por algunas razones.

La cuarcita no es tan abundante como el mármol y es considerablemente más difícil de fabricar. La dureza y la densidad del cuarzo pueden ser un desafío para las herramientas de corte, así que debes asegurarte de que el proveedor tenga experiencia con la cuarcita real.

Otra cosa importante a tener presente es que algunas piedras que se etiquetan como cuarcita son realmente mármol. Para confundir aún más la cuestión, el desafortunado tema de la “cuarcita suave” ha surgido para tratar de esquivar las propiedades de la cuarcita real.

Este misterio puede ser resuelto fácilmente haciendo algunas pruebas de diagnóstico en la piedra.

Al igual que el mármol, los colores de la cuarcita pueden ser cálidos como el del Taj Mahal, o fresco como el blanco de Macaubus. La cuarcita puede estar teñida con azul vívido, naranja o verde.

Otra piedra interesante es la granulita, es un nombre geológico para una clase de rocas metamórficas formadas bajo temperaturas particularmente altas.

La roca se alteró químicamente, pero no se derritió completamente. En el lenguaje de la industria de la piedra decorativa, estas piedras se llamaría simplemente granito.

Pero es más divertido usar su nombre real, ejemplos populares de granulita son Río Blanco, Blanco Colonial, o Bianco Romano.

Muchos granulitos son de color blanco a gris claro o de color crema claro. Están hechos principalmente de feldespato y cuarzo, con pequeñas cantidades de granates y otros minerales más oscuros. Algunos granulitos tienen un suave patrón lineal u ondulado, mientras que otros tienen un moteado uniforme.

En comparación con la mayoría de los granitos, estas piedras pueden ser ligeramente más porosas por lo que requieren un sellado regular para evitar manchas.

La dureza del granulito es igual a la de otros granitos que va alrededor del 6 en la escala de dureza Mohs.

Los granulitos son una excelente opción para una piedra duradera, tienen suficiente movimiento y personalidad para ser interesantes donde su luz, incluso la coloración les permite jugar bien con otros colores o patrones.

La pegmatita es un tipo especial de granito que tiene enormes cristales con una textura audaz que es principalmente blanco, crema, o gris claro.

Las pegmatitas se forman de la misma manera que el granito regular: del magma líquido que se enfría lentamente bajo la superficie de la Tierra. Pero las pegmatitas tienen cristales extra grandes porque el agua circula a través de la cámara magmática, acelerando el proceso de formación de cristales.

Como verás, la gama de las piedras naturales es amplio y en Mármoles Arca contamos con una amplia propuesta para tus proyectos.

Sea que busques mármoles en Monterrey, cuarcita en la Ciudad de México o granito en Querétaro o esa piedra natural especial, podrás contar en estos lugares con salas de exposición con diversos productos y materiales naturales además del apoyo de nuestros asesores. Visítanos, será un placer atenderte.

¡MIAU! Una linda idea para hacer un traje fácil de gatita

¡MIAU! Una linda idea para hacer un traje fácil de gatita

¡Whoo! Para muchos los gatos son unos animales elegantes e incluso sencillo de hacer si de disfraz se trata. Afortunadamente es un buen disfraz tanto para niña como para niño e incluso para adultos.

Aquí todo depende de las telas para disfraces que elijas así como de su estampado y algunos toques especiales de acuerdo a quien llevará el disfraz.

Ahora que viene el día de Halloween, mi hija pequeña desea vestirse de una gatita, así que esta petición en lo personal me facilita el complacerla.

Pues bien, veamos a continuación qée necesitamos así como unas ideas para hacer este bello disfraz de gatita.

Previo a…

La idea de que fuese una gatita tipo leopardo vino por que mi hija vio una tela con una impresión de leopardo.

Ahora era elegir la forma del trajecito, debido a que mi pequeña tiene escasos 6 años no me agradaba la idea de coserle una prenda ajustada ya que no viene al caso.

En su lugar, decidí hacerle el trajecito de dos piezas, la parte de arriba es una blusita de manga larga con un pequeño olán, volante o tira de tela plegada en la parte de abajo, da la sensación de ser un vestido de cintura caída.

En la parte de abajo, le cosí unos legging hasta sus tobillos.

El conjunto en sí se ve lindo porque parece un trajecito que bien puede usar después de las fiestas o en su defecto le sirve perfecto como pijama.

Continuando con el diseño le cosí un pedazo de guarnición de piel alrededor de las mangas, el cuello y los tobillos. Esto le realzaba más el hecho de que era la “piel de un felino”.

Para este disfraz, existen 3 partes importantes: una son las orejas de gato, la segunda es el maquillaje y tercero la cola del gato.

Para las orejas me auxilié de una diadema, la forré con tela de fieltro café obscuro y le cosí dos orejas tipo gato apoyándome de una combinación de colores entre el café y rosa… quedaron geniales.

Para la cola, usé una boa de plumas de marabú. Envolví la boa alrededor de un alambre para darle ese aspecto de rigidez y poderle darle a su vez un poco de “movimiento”.

En este proceso cubrí perfectamente ambos extremos para evitar lastimaduras.

En cuanto al maquillaje recurrí a un tutorial. Debo decirte que debes tener mucho cuidado tanto en la elección de las pinturas para no afectar la piel delicada de tu hijo como de su elaboración.

Debo confesarte que tuve que hacer 3 veces la nariz porque más que gatita parecía cerdita… la clave fueron las líneas alrededor de la nariz y sus grandes bigotes. Fue buena idea el practicar antes de que llegue la fecha así me dí idea del tiempo y la forma de hacerlo.

Una vez cosida la cola al traje, con sus “orejas” y un lindo maquillaje, mi hija lucía como una verdadera gatita, muy aleopardada y femenina… en fin, tal como ella lo había pedido.

Aún cuando es para un disfraz de Holloween, ella no desea espantar a nadie, solo divertirse con la idea de un lindo disfraz para pedir dulces.

Y así, todo ha quedado listo para usar su nuevo disfraz, por lo que los días pasan lentos para usarlo.

La mejor parte es que para cuando el día de Halloween haya terminado, planeo quitar el ajuste de piel y walla así como la cola, y mi pequeña tendrá un nuevo conjunto que podrá utilizar el resto del año.

Ahora platícame ¿Qué disfraz de Halloween tienes planeado hacer?

La distancia al trabajo puede matar la pasión

La distancia al trabajo puede matar la pasión

¿Te ha pasado que encuentras el trabajo de tus sueños pero está a dos o tres horas de tu casa? ¡No importa, es mi pasión! Esta suele ser la respuesta de muchos jóvenes que lograron entrar a la empresa que querían en su primer intento de ser profesionistas. Está perfecto que te emocione, pero debes saber que los trayectos y las horas que pases en el tráfico dentro de tu carro o en el transporte público podrían llegar a matar la pasión por tu trabajo. Y es verdad, lo he comprobado conmigo mismo, con amigos y con compañeros. Por eso debes analizar qué hacer para contrarrestar los efectos de la distancia.

Trasladarte de ciudad a ciudad, como si estuvieras cambiando de estado debido al descomunal tráfico que hay en el Estado de México y la Ciudad de México puede ser dañino para tu salud y tu bolsillo, pues te expones a asaltos, gastas más gasolina y el aumento de ésta ha provocado el incremento en las tarifas del transporte público, donde tendrás que soportar empujones, apretones y uno que otro manoseo. Pero recuerda que puedes denunciar cualquier acoso.

Los primeros meses, quizá el primer año, es fácil de sobrellevar, pues la emoción de tu nuevo empleo hace que tomes como un problema menor el pasar dos horas de tu vida en el tráfico, a veces parado o a vuelta de rueda. Pero conforme el tiempo sigue su curso comienzas a desesperarte, más cuando te das cuenta que sin tráfico podrías hacer media hora de tu casa al trabajo y viceversa. Así que lo primero que se te vendrá a la mente es comprarte un carro si es que no tienes.

Esta parece una gran solución, pero recuerda que un automóvil representa gastos fuertes como la gasolina, si no tiene estacionamiento en tu trabajo tendrás que pagar uno o arriesgarte a dejarlo en la calle y que le roben algo o que le pongan la araña o se lo lleve la grúa, además añade gastos que podrías gastar como casetas de los segundos pisos o carreteras nuevas. Que si bien te ahorrarán algunos minutos, te podrían quitar gran parte de tu sueldo dependiendo de las veces que los utilizas.

Si el coche no es opción, y el transporte público y tú son uno mismo, es hora de tomar medidas para hacer el viaje más ameno. Carga un libro o cómics para leer mientras vas sentado, pero no te olvides de ceder el asiento cuando sea necesario, no te hagas el que está muy entrado en su lectura y desatiendas las obligaciones con la sociedad. También podrías cargar algún videojuego como un GameBoy  o uno más nuevo, pero recuerda que estás en la calle y te expones a algún asalto.

Si de plano sientes que la vida se te va en trasladarte a tu trabajo, es momento de que pienses en cambiar de empleo, pues si la paga ya no es lo suficientemente buena como para seguir soportando ese martirio o sientes que ya no estás siendo valorado, podrías hacer el cambio y mejorar tanto laboral como personalmente, ya que tendrías más tiempo con tu familia o tiempo para ti. Pues no creo que tu actual empresa se decida por la renta de oficinas nuevas y cercanas a tu hogar para que te quedes con ellos. Eso ya será tu decisión y piénsalo muy bien.

¿Cuándo rendirte con esa persona que te gusta?

¿Cuándo rendirte con esa persona que te gusta?

Cuando somos jóvenes y estamos enamorados, buscando ese gran amor con el que podamos estar hasta que la muerte nos separe, un pensamiento idealista, nos enfrentamos a una gran cantidad de rechazos y decepciones, el corazón se rompe una y otra vez. En ocasiones nos obsesionamos tanto con alguien que hacemos todo lo que esté a nuestro alcance o fuera de él para conseguir el tan ansiado sí. La familia nos dice que hay más peces en el mar, que nos resignemos y comencemos por un nuevo camino, mientras los amigos no incitan a seguir luchando. Por eso les pregunto: ¿Cuándo debemos rendirnos con esa persona que nos gusta?

No te quitaré las ganas de luchar, ni quiero desanimarte. Tampoco estoy en contra de que al primer rechazo de una persona te rindas. Pero te recomiendo estar atento, para que puedas captar todo lo que sucede en tu entorno amoroso y puedas tomar la mejor decisión, pues está en juego  tiempo valioso de tu vida, dinero y esfuerzo. Te voy a contar una historia y dime en qué momento tú te hubieras detenido.

Había una vez un adolescente que cursaba la secundaria, su nombre era Gustavo. El chico conoció en ese lapso de su vida a su primer gran amor, o por lo menos eso creía él. Desde el primer momento en que la vio le gustó y conforme se hicieron amigos, su corazón latía más y más fuerte cada que estaba con ella. Pasaron los dos primeros años siendo amigos, nunca se atrevió a confesarle su amor, pues ella, Mariana, estaba en una relación y además Julio, uno de los amigos del joven, estaba también enamorado de ella. No quiso entrometerse. Fue hasta el tercer año de secundaria, cuando Julio no tuvo éxito y Mariana le había pedido un tiempo a su entonces pareja, que Gustavo se armó con flores y una carta para declararle su amor un 14 de febrero. Llegó el primer rechazo. Le dijeron que sólo lo querían como amigo.

Gustavo no se rindió, el dolor lo carcomía por dentro, pero estaba dispuesto a ir hasta el fin del mundo y regresar por quedarse con el amor de Mariana. Fue detallista, caballeroso, pero la postura de la chica era siempre la misma. Lo quería sólo como amigo. El curso terminó, era hora de pasar a la preparatoria, y el destino decidió que siguieran juntos. Fueron a la misma prepa. Tres años más se verían las caras y el amor de Gustavo no moría. Siguió invitándola a salir, no veía a otras chicas. Mariana aceptaba acompañarlo, comenzaron a besarse pero no había nada formal, ella le decía que eran un ‘free’. En el cuarto semestre de la preparatoria volvió a hacerle la pregunta. ¿Quieres ser mi novia? Un nuevo no retumbo en sus oídos. Cuando estaban a seis meses de abandonar la prepa, Gustavo se hartó. Habló con Mariana, le dijo que ella sólo jugaba con él, que jamás habría algo entre ellos y ella era incapaz de romperle por completo el corazón ya que le gustaba que la trataran bonito. Su alma volvió a respirar.

Ese fue el final de una historia de amor que jamás empezó, pero que terminó con oído por parte del joven hacia la chica. Ahora Gustavo está sentado en un restaurante adornado con celosías con forma de corazones, esperando a Lucía, la mujer a la que le pedirá matrimonio.